El origen de la podología

648 86 99 38
El origen de la podología

Si necesitas tener tus pies cuidados, debes buscar una clínica podológica en Valladolid que cuide de tu estética.

Una clínica podológica en Valladolid mantendrá tus pies con la estética y el cuidado que se merecen, podrás lucirlos en verano sin tener que avergonzarte de ellos.

El origen de la podología se remonta al antiguo Egipto, cuando los faraones contaban con sus sirvientes para que les arreglaran sus pies. Fue este el caso de Amenofis IV.

Durante las historia, se han encontrado momias que ya carecían de callos y que tenían sus uñas pintadas con una sustancia llamada heme.

Además, no solo en Egipto cuidaban sus pies, también en Grecia. En este caso, los sacerdotes contaban con diferentes fórmulas a las que recurrían para cuidar sus pies.

Por otro lado, los romanos no se quedaban atrás. Ellos gozaban de unos excelentes tratamientos de belleza entre los que estaban los tratamientos para sus callos, uñas y durezas. Estos tratamientos se los aplicaban en sus conocidos baños.

En la Edad Media ya se contaba con diferentes tipos de cirujanos que ofrecían este tipo de servicios. Existían dos tipos: los cirujanos de toga corta y los cirujanos de toga larga; los de toga corta eran los que se dedicaban a quitar callos, entre otras cosas, a la gente humilde.

Es exactamente en los siglos XVI y XVII cuando la cirugía cobra mayor importancia y cuando empiezan las operaciones y las mejoras en los tratamientos.

En el año 1857 cambia la ley y se añade la especialidad de profesional del practicante, donde se incluye la función de callista. Es entonces cuando este sector empieza a coger más auge y se va modificando hasta el día de hoy.

En Podofis tratamos tus pies con mucho cariño para mejorar su salud, ofreciéndote las técnicas que más se adapten para tu cuidado y tu bienestar.

haz clic para copiar mailmail copiado